miércoles, 11 de mayo de 2016

Las comunas de la CUP



Salta la noticia y la polémica relacionada con estas declaraciones de la dirigente del partido de extremistas de izquierda independentista catalán, CUP, Anna Gabriel y lo primero que se me ocurre pensar, tras ver el video y leer la noticia, es que esta señora, puede hacer con su flequillo, y hasta cierto punto, con sus hijos, lo que quiera. Es decir, su cuerpo, propiedades materiales y estilo de vida es su asunto privado y en donde se pongan de acuerdo pacíficamente y sin coacción unos adultos, no hay nada que objetar. Y mientras cumpla con su responsabilidad maternal en relación a los cuidados mínimos del niño, en función de la patria potestad, pues no hay reparo.

Eso sí, quisiera que ella apechugue con los costos materiales y emocionales del experimento. Y que jamás pueda imponerlo a nadie contra su voluntad. Creo en el derecho a la autodestrucción, no en el de la destrucción de la vida o propiedad ajena.

Esta actitud es de un adanismo asombroso. Como si fuera la primera vez que este tipo de desórdenes se llevan a cabo. Esta gente se cree que puede inventar el mundo y la humanidad desde cero, haciendo tábula rasa de todos los condicionamientos fisiológicos, biológicos, genéticos, psicológicos, culturales, éticos, morales, jurídicos, económicos, sociales, políticos, etc.

Esta mujer no tiene ni idea de lo que es ser padre/madre y de las necesidades que un bebé o nene tiene. Acabarían, como han acabado tantos niños nacidos en comunas de jipis y drogadictos, descuidados, desnutridos, comidos por ratas, accidentados, enfermos, muertos o idiotizados por aislamiento y falta de afecto y cuidados. La tragedia de los bienes comunes aplicada a la crianza infantil. Aquí un ejemplo de una obra de ficción.






O si metes al Estado, en plan Corea del Norte, Rumanía de Ceaucescu, o la China maoista, con niños abusados en orfanatos e internados, lobotomizados en el credo ideológico de turno, fanatizados y preparados para la guerra o la canibalización social.



Allá cada uno con su vida, pero esta postura es propia de dementes colectivistas. Ingenuos en el mejor de los casos y locos peligrosos en el peor.


Disqus for Si por casualidad, un día

Últimas entradas

Entradas populares

Etiquetas